Belleza, imagen corporal
y cirugía estética

Rejuvenecimiento periorbitario. Cirugía de la mirada. Vector negativo facial.

Cirugía de la mirada

Fig 37. Diagrama del vector positivo a la izquierda y negativo a la derecha.

Cuando los tejidos de la parte media de la cara, es decir, la mejilla o pómulo, visto de perfil,  están por detrás o al mismo nivel del globo ocular, a eso le llamamos vector negativo. Vemos que en el envejecimiento ocurre este hecho, el paquete de grasa malar, “el malar fat-pack”, desciende y se pierde un rasgo de juventud que es el óvalo facial redondo y turgente , el párpado inferior aparece mucho más largo de lo que le corresponde y se profundizan los surcos nasogenianos. La altura del  párpado inferior es desde las pestañas hasta donde empieza el reborde orbitario inferior, en cambio, en el envejecimiento, el párpado inferior aparece mucho más largo y da este aspecto cansado con ojeras. Con la intervención que se llamaba blefaroplastia o cirugía de las bolsas, no se consigue el rejuvenecimiento, ni conseguimos que la mirada sea más joven y más agradable.

Nosotros publicamos en la revista Opthalmic Plastic Surgery, en el año 2011 un trabajo en el que describíamos la importancia de rejuvenecer la mirada mediante la corrección del vector negativo facial. (24)

Para la realización de este procedimiento en primer lugar procedemos a la extracción  del exceso de piel del párpado superior, la blefarocalasia, para corregir la ptosis o caída del párpado superior así como la luxación de la bolsa interna. Seguidamente  procedemos o la corrección del exceso de grasa de párpados inferiores por vía transconjuntival, después de proteger la córnea con una lentilla y haciendo el abordaje a través de la conjuntiva para no tocar el músculo orbicular y no deformar el ojo. Una vez realizadas estas dos maniobras procedemos a dar un punto de sujeción en el ligamento cantal externo para que el eje del ojo no quede descendente que también es un signo de envejecimiento. Por último utilizamos las técnicas de lipofilling para corregir el vector negativo mediante la técnica de Microfat, es decir, infiltramos lipomas de 0.7 a nivel del pómulo para elevar y rellenar el óvalo facial y también acortar la altura del párpado. Si persiste el canal de la lágrima, que es esta depresión en el canto interno que se dirige oblicua hacia abajo y que va desde el saco lagrimal hasta la ojera (Tear throught),  aplicamos Microfat (lipomas de 0.7 mm) para rellenarlo muy suavemente y Nanofat, (que consiste en hacer una emulsión del Microfat mediante traspase 30 veces entre dos jeringas y luego filtración con microfiltro y utilizar solo la parte que se ha filtrado que no contiene células grasas pero en cambio sí células estromales, las células madre), que regenera toda esta zona mejorando el color de las ojeras a la vez que rellenan este canal. Mediante las técnicas de blefaroplastia transconjuntival, Microfat y Nanofat conseguimos rejuvenecer la mirada, quitándole las ojeras y el aspecto cansado.

Cirugía de la miradaCirugía de la mirada

Fig 38. Cirugía de la mirada y corrección del vector negativo.